Background Color:
 
Background Pattern:
Reset
Sobre el Estudio MIMO

El uso de la morfina en el tratamiento del Edema Agudo de Pulmón (EAP) es incierto. En las guías europeas y española se contempla el uso de opiáceos, en las fases iniciales del tratamiento de los pacientes ingresados por EAP, especialmente si se observa agitación, disnea, ansiedad o dolor de pecho. En los pacientes con EAP, la morfina alivia la disnea y otros síntomas y puede favorecer la cooperación del paciente durante la aplicación de la ventilación no invasiva. Pero se ha descrito que la morfina reduce la precarga y la frecuencia cardiaca y tiene propiedades sedantes. El efecto neto de la morfina es el de una reducción de la demanda miocárdica de oxígeno.

Un reciente análisis observacional del registro ADHERE apunta que el uso de morfina se asoció a peor evolución clínica, incluidos necesidad de ventilación mecánica, hospitalizaciones más largas, más ingresos en la unidad de cuidados intensivos y mayor mortalidad ajustada por el riesgo. Por todo ello se hace interesante realizar un ensayo prospectivo y aleatorizado para evaluar el estado de supervivencia tras el uso de la morfina en el EAP.

Este estudio, nace de la iniciativa por evaluar la diferencia de la supervivencia intrahospitalaria de los pacientes con edema agudo de pulmón que reciben la terapia médica habitual tras la adición de midazolam frente a morfina.

.

Login